viernes, 29 de agosto de 2008

Editorial: El compromiso y responsabilidad de la Comunidad Anime

Todo comenzó cuando alguien esparcía las noticias: "¿Ya viste lo que están dando en la tele?", era anime, era lo poco que teníamos: "Un sillón y un televisor transmitiendo animación japonesa"...lo más valioso en ese entonces, porque parece que mientras menos tenemos, más valioso es para nosotros. La época en que todo era visto desde una perspectiva cooperativa y no pragmática, no habían condiciones y todos eramos uno...si, así mismo, como los tres mosqueteros, que después fueron cuatro, la diferencia está en que su historia se aplica de otra manera, ya que ellos buscaban el bien común en equidad. Esa equidad de la que antes eramos parte, ahora se ha ido segmentando y formando una especie de piramide evolutiva en la que algunos creen estar por encima de otros. La ideología sectaria que aplica para los de aquel grupo que se atrevan a realizar de alguna forma su contribución , los que aspiran a aportar por su cuenta no son bienvenidos, con el agravante de ser criticados según parece...cuando lo que realmente importa es la intención de fomentar una cultura, independientemente del flujo de donde provenga. Mientras los japoneses producen sus grandes obras, se inspiran y brillan por su ingenio, nosotros nos jactamos y nos tomamos atribuciones egoístas que deterioran la imagen de lo que en un principio parecía un sueño; es decir, marchitan la realidad por la que tantos lucharon en un principio: "Ver a una comunidad unida". El punto es que quienes pretenden tener el control comienzan a aplicar el juego de "Simon dice..." y lo que "dicen" es siempre en beneficio personal, se crean un mundo en el que sufren del sindrome del pequeño dictador, ese que padecen quienes nunca antes habían hecho algo, pero cuando comienzan a hacer cosas "importantes", es allí donde salén a relucir los verdaderos intereses. Las normas sectarias y prehistoricas de sus foros, se basan en la censura arbitraria en la que no puedes promocionar tu página o evento si no formas parte de su comunidad. Por suerte gracias a la integridad, muchos no se rebajan a colocarse un cordón umbilical que los vincule a estos grupos cuyas reglas no concuerdan con los beneficios que ofrecen, ya que estos sólo se reducen a intercambiar material descargado de internet, alejándose del propósito primordial que es entender a la animación japonesa como un medio cultural, social y educativo que ha influído inlcuso en la forma en que se ve el mundo en la actualidad; pero muchos de ellos no cuentan con esas bases y van por el mundo hablando sin fundamentos, jugando a ser jefes de grandes entidades, haciendo mucho ruido y marginando con un derecho subjetivo. No critico el tener normas, mi crítica va para aquellos que abusan de ellas y las aplican de una manera parcial sin ofrecer beneficios reales...con esa actitud no se puede hacer alarde de que sus leyes sirvan para algo, mas que para crear una comunidad de fanáticos dependientes. En el futuro, pudiera ser que comiencen a hacer eventos para ellos mismos, porque su meta parece ser que todos pertenezcamos a su círculo comunitario y exclusivo en donde uno es el lider..., los demás - seguidores.

2 comentarios:

SIU dijo...

Denshou simplemente un pantallazo de nuestra comunidad! acertado

Espero mas sobre tu articulo.Pronto te envio mis impesiones tambien!

saludos.

Rolando dijo...

Baja autoestima por parte de los que lo ven y siguen sin decir nada. Megalomanía por parte de los que dirigen.